viernes, 1 de julio de 2011

12 descuidos en fotografía que debemos evitar

Trasteando en el baúl de los recuerdos (queda mejor que decir "en el armario desordenado donde guardo las cosas que ya no uso") encontré mi primera cámara digital, una Sony P92 y con ella recordé la de fotos mal sacadas por culpa de los descuidos fotográficos, por otra parte habituales en cámaras compactas, por ser más pequeñas y por tanto, tener mayores posibilidades de poner la mano encima de cualquier parte frontal sin darte cuenta. Esto me hizo escribir un post para ayudar a evitar estos descuidos a los usuarios de cámaras compactas (con las réflex pueden darse algunos de estos descuidos, pero son menos habituales). Realmente son errores "bobos" y de fácil corrección, pero que se cometen por descuido nuestro.
  1. No leer el manual de instrucciones: Es cierto que las cuestiones básicas están a primera vista, pero hay otras opciones que están "ocultas" en el menú y, además, habrán otras muchas opciones que si no sabemos que existen, no podremos sacar el máximo rendimiento de la cámara. Por otro lado, hay cámaras en que el menú de borrado no es muy intuitivo y puede llevar a borrar las imágenes tomadas por error.
  2. Disparar nada más sacar la cámara. Aunque la cámara en el modo automático lo haga todo ella solita, hay que darle unos segundos para que enfoque correctamente y tome las medidas necesarias, en caso contrario saldrá mal la fotografía o enfocará lo primero que capte.
  3. Pensar que el flash sirve para todas las ocasiones "oscuras". No debemos olvidar que el flash que trae la cámara es de relleno y solo iluminará correctamente lo que tengamos en una distancia de entre 1 y 5 metros.
  4. Disparar con flash en zonas muy húmedas: Un error bastante frecuente que estropea las fotos irremediablemente, ya que al disparar el flash, su luz se refleja en todas las gotitas de agua en suspensión por lo que las resalta y, a su vez, ocultará el motivo principal de la fotografía.
  5. Poner el dedo delante de flash. Nos ha pasado a todos, disparar con el dedo delante del flash por coger incorrectamente la cámara.
  6. Poner el dedo delante del sensor de enfoque. Aunque poco a poco va siendo menos frecuente, algunas cámaras sencillas tienen el sensor de enfoque en el exterior, en uno de esos cristales que no sabemos para que son. Asegurémonos de que cogemos la cámara correctamente, si tapar nada de lo que haya en su parte frontal.
  7. No cargar la batería antes de salir. Recomendable tener la batería llena (o pilas) cuando salgamos y evitar perder momentos únicos a causa de faltarnos batería.
  8. Tarjeta llena o con fotos. Si salimos por ahí, es recomendable salir con la tarjeta vacía, ya que puede que se nos llene enseguida y no podamos seguir fotografiando o tener que borrar fotos que aún no hemos guardado en nuestro ordenador para sacar fotos nuevas.
  9. Disparar con una velocidad lenta sin estabilizarnos o no usar trípode. Muchas veces nos olvidamos del trípode, aunque sea uno de sobremesa, cuando disparamos sin flash o lo que es peor, por no habernos leído el manual no sabemos como subirle la sensibilidad para intentar sacar fotografías sin necesidad de flash.
  10. Olvidarnos de restablecer las opciones a un modo normal. Posiblemente hemos tenido que cambiar las opciones de nuestra cámara en algunas ocasiones especiales para que pueda sacar bien las fotografía (subirle la ISO, activar el estabilizador, flash forzado, un programa específico...), pero luego olvidarnos de restablecerlas a su posición normal. Esto conlleva a que las fotos normales salgan mal, ya que la configuración para ese momento no es la correcta.
  11. No usar el balance de blancos. Aunque no es tan grave el error, si que puede estropearnos algunas fotos si descuidamos el modo en el que se encuentra el BB o lo dejamos siempre en modo automático, ya que algunas fotografías podrán salir con un color o un tono que estropeará la imagen y poco se podrá hacer por ella después si no somos unos expertos profesionales del retoque y no tenemos las herramientas (programas ) necesarias para ello.
  12. Retocar las imágenes sin hacer una copia de seguridad de ellas. Seguro que más de una vez hemos tenido la desgracia de empezar a retocar las fotos que hemos hecho (recortar, ajustar niveles, enfocar...), guardarla y poco después ver que no nos convence y volvemos a la original, pero no podemos, porque hemos trabajado sobre ella. Fotografía perdida.

5 comentarios :

pepe.rg dijo...

creo que cada vez que vaya hacer fotos te vas a venir conmigo jajajaja

Edertano dijo...

Estos fallos también los hago yo, sobre todo lo de las baterías, uffff, por no decir, de olvidarme meter la tarjeta dentro... (eso si es grave y jodido)
Saludos

Worc dijo...

Pues si que es buena lista Edertano, sobre todo las que no dependen de poner el dedo delante de algunos dispositivos. A mi lo que me pasa a menudo es lo de no acordarme de sacar la batería o cargarlas el día antes de un evento y después ajo y agua...acabé comprándome un cargador para el coche.

Un abrazo.

chus dijo...

Acertados consejos. Un saludo.

Irma dijo...

... y conmigo si no os importa.

Saludines utópicos, Irma.-