lunes, 13 de septiembre de 2010

Balance de blancos

Es un control que tiene la cámara y que ajusta los tres colores básicos (rojo, verde y azul) para lograr que, el punto más brillante de nuestra toma se acerque al blanco y al más oscuro al negro, asemejando los colores, lo máximo posible, a los colores reales. Cuando oímos hablar sobre la temperatura del color, nos referimos a esto. En otras palabras, el balance de blancos ajusta la temperatura del color de las diferentes fuentes de luz, para que los colores se parezcan a los que en realidad hemos visto. Este ajuste es necesario porque la cámara no es capaz de procesar la luz como lo hace el ojo humano, por lo que se calibra el sensor para captar como luz blanca la emitida por una determinada fuente de luz, la luz del Sol.


¿Y cómo funciona? Lo normal es que existan varios modos de balance de blancos (a veces nos encontramos un símbolo con las letras WB, White Balance o AWB); automático, tungsteno, luz de día, nublado, sombra, fluorescente. Éstas opciones ajustarán la temperatura del color a unos valores adecuados para la fotografía que vayamos a tomar.

Tipos de situaciones a los que se refieren algunos modos:
  • Automático: La cámara establece, automáticamente, el balance de blancos que cree conveniente según las condiciones de luz. Por lo general funciona bien, pero a veces es mejor ajustarla manualmente.
  • Tungsteno: Para fotografías en que la luz dominante es la de las bombillas. Da como resultado una imagen amarillenta si no se corrige con el WB.
  • Luz de día: Para días soleados y al aire libre.
  • Nublado: Para días nublados.
  • Sombra: Para situaciones en que la luz dominante que recogerá el sensor será proveniente de un lugar con sombra.
  • Fluorescente: Para situaciones en que sacamos la fotografía bajo fluorescentes o en nuestra toma predomina la luz fluorescente, como una toma en una calle comercial. Si no la corregimos nos dará una dominante verde.

En las siguientes líneas veremos algunos ejemplos con el Balance de Blancos (picar en cada imagen para ampliar y ver mejor la diferencia):
  • BB: luz de día, Nubes, Sombras
Original
Original
Balance de blancos Luz de día
Luz de día

Balance de blancos Nublado
Nublado
Balance de blancos sombras
Sombras


















Como se puede observar, la luz de día no es el balance correcto, queda mejor con un balance de blancos para Nublado o Sombras, ya que la luz del Sol no es tan intensa.

  • BB: Fluorescente
Original

Balance de blancos Fluorescente
Fluorescente
El BB fluorescente recupera los tonos blancos.

  • BB: Tungsteno
Original

Balance de blancos Tungsteno
Tungsteno
El tungsteno le da un color más natural.

  • BB: Luz de día
Original
Balance de blancos Luz de día
Luz de día
El BB resalta más los colores del cielo y de las plantas.


Existen algunos modos preestablecidos más que puede o no tener la cámara. En cámaras más avanzadas (normalmente las réflex y alguna que otra bridge), no solo es posible tener más modos preconfigurados, sino que además podremos ajustar nosotros mismos, la temperatura del color, ya sea con unos valores que tengamos apuntados o por medio de un termocolorímetro (un aparato que nos mide la temperatura del color, pero que a nosotros, como aficionados, no nos va a resultar rentable).

Tabla de temperatura del color para diferentes situaciones. Solo sirve para aquellas cámaras en las que se pueda ajustar manualmente.

Situación
Temperatura del color en grados Kelvin
Cerilla
1700 Kº
Vela, lámpara de aceite
1900 Kº
Bombillas, tungsteno
2800 Kº
Salida, puesta de Sol
4000 Kº
Luna
4100 Kº
Luz de día, flash
5500 Kº
Luz de Sol pura
5770 Kº
Cielo nublado, niebla
6000 Kº
Lámpara de xenón
6420 Kº
Cielo muy cubierto, sombra tenue
6500 Kº
Sombra dura
7300 Kº
Cielo azul claro
25000 Kº
Relámpago
28000-30000 Kº

No obstante, si sacamos las fotografías en formato RAW, podremos saltarnos este paso en la cámara, ya que en casa y por medio de un software de revelado RAW (los más conocidos lo traen y si no, hay bastantes gratuitos por Internet.), podremos aplicar el balance correcto. Pero si por el contrario sacamos las fotografías en JPG, deberemos aplicar el balance antes de fotografiar, ya que apenas hay posibilidades de ajustar los colores más tarde, sin pérdida de información.