viernes, 1 de noviembre de 2013

Recomendaciones para comprar una cámara nueva

Consejos para comprar una cámara nueva
La compra de una cámara no solo supone en mirar un precio asequible para nosotros y que sea réflex o no, la realidad es que hay que mirar otros factores que podrán ser determinantes para que resulte ser una buena compra. Algunos consejos para lograr estar satisfechos al 100% con nuestra nueva cámara son los siguientes.


  • ¿Qué cámara necesitamos? Este punto está ampliamente explicado en el post anterior "¿Qué cámara compro?" y viene muy bien leerlo. Dependiendo del tipo de usuario que seamos, nos interesaría comprar una u otra cámara.
Si hemos decidido comprar una réflex, por el motivo que sea,  hay que seguir mirando otros factores:
  • ¿Ya tengo una vieja réflex que quiero renovar? Es conveniente valorar esta cuestión, ya que podemos limitar nuestra búsqueda a una marca determinada y aprovechar así los objetivos y accesorios que ya tenemos para utilizarlos en la nueva cámara.
  • ¿Qué réflex es la mejor para mi? Tenemos que mirar si somos aficionados y nos metemos por primera vez en fotografía, ya llevamos tiempo en ella y queremos "algo más" o si somos aficionados avanzados o profesionales. Existe una gama muy amplia de cámaras y va en función del tipo de usuario que seamos (aficionado, medio o avanzado). Por supuesto el precio también está en función de la gama.
  • Análisis y valoraciones. Hay que tener muy en cuenta que vamos a hacer un buen desembolso de dinero y por muy buena que sea la marca, siempre puede salir un producto no tan bueno como los demás, por lo que es una buena idea echar un vistazo a los análisis y valoraciones que se hayan podido publicar del modelo que nos interesa comprar. Sin ir más lejos, yo deseché un modelo que tenia pensado adquirir, por tener manchas de aceite en el sensor y no hacer algo, el fabricante, por solventar ese error para siempre. Además hay que tener en cuenta comentarios referentes a la calidad del sensor, ergonomía, autonomía, etc.
  • Fabricantes que hacen componentes para mi cámara. Esto se pasa por alto en la mayoría de las veces y creo que es importante tenerlo en cuenta ya que puede influir en la variedad y precio de los componentes. Si me compro una réflex de marca X (que funcionará igual de bien que las demás) casi no habrán otras marcas que fabriquen para ella, lo que supondrá un catálogo muy limitado de objetivos y accesorios, y posiblemente precios menos competitivos para ellos. Sin embargo, si me compro otra réflex de una marca más conocida, posiblemente existan más fabricantes, a parte de la propia marca, que fabriquen para ella y por lo tanto, precios más competitivos y mayor variedad de accesorios.
Luego están otros aspectos que para mí no son tan relevantes, pero que no conviene olvidar.
  • Servicio técnico y garantía. La garantía, en España, está dispuesta a 2 años, por lo que, en teoría, no debemos preocuparnos, pero si debemos de averiguar si tenemos algún servicio técnico cerca o lejos. No es lo mismo llevar y recoger la cámara en mano y tratar directamente con el SAT, que esperar más de 15 días, correr con los gastos de envío (si, aunque la culpa no sea tuya, el propietario suele correr con estos gastos, excepto algunas marcas), si hay algún problema, llamar al SAT, que te cojan o no la llamada o esperar más tiempo de lo necesario en el teléfono con la musiquita taladrándote las orejas, reenviarlo... (porque, sí, sé de buena tinta que muchos SAT, cuando es un envío a distancia, a veces se arriesgan, por comodidad, a hacer alguna chapuza porque saben que el cliente pocas veces se queja debido a la "burocracia" que hay en medio.
  • Actualizaciones del firmware que pudiera haber. Esto no es definitivo, ya que en teoría, si hay pocas actualizaciones es porque la cámara se ha hecho bien, pero si hay muchas, tampoco quiere decir lo contrario, sino que el fabricante se preocupa de subsanar errores de software cada cierto tiempo. Sin embargo, podemos enterarnos de que un modelo específico tiene un problema corregible mediante actualización de firmware, pero el fabricante no hace nada por remediarlo.
  • ¿Necesito que la cámara sea nueva o me puede valer una de segunda mano? Quizás necesitemos una cámara de gama superior que no podemos conseguir de primera mano por su elevado precio y veamos una ocasión de segunda mano, o simplemente no deseamos invertir tanto en una cámara, en todo caso también viene bien releer el post "¿En qué debemos fijarnos si compramos de segunda mano?"
Este artículo no pretende ser una guía definitiva, porque siempre habrán opiniones diferentes, pero si una ayuda más para aquel que todavía no sabe lo que quiere.