miércoles, 18 de enero de 2012

El vídeo en cámaras fotográficas

Hoy en en día, la competitividad entre marcas ha hecho que las cámaras tengan una serie de extras que eran impensables hace unos años; live view, retoque fotográfico dentro de la misma cámara, grabación de vídeo... haciéndolas muy versátiles y ahorrando al comprador medio la compra de otro producto, ya que la cámara es un "todo en uno". Es cierto que estos extras aportan muchas ventajas a la cámara, pero no debemos olvidar que estamos comprando una cámara de fotos y que el resto de "añadidos" siempre serán mejorables en su medio adecuado.

Centrándonos en el vídeo, que es el segundo objeto de una réflex o compacta hoy en día, vamos a señalar algunos inconvenientes por los que no debemos comprarnos una cámara réflex "para todo", pensando en que como también graba vídeo no necesitamos comprar una cámara de vídeo.
  1. Duración de grabación vídeo limitada. Esto se debe a cuestiones de aranceles principalmente, ya que si grabase vídeo por un tiempo indefinido también podría catalogarse como cámara de vídeo y su precio subiría. Suele limitarse entre 5 y 20 minutos según la calidad, a mayor calidad menor duración.
  2. Mala calidad de sonido. Aunque la calidad del vídeo pueda ser muy buena, no sucede lo mismo con la calidad del sonido, a no ser que se le compre un accesorio para ello.
  3. Enfoque fijo. No esposible seguir el enfoque de modo automático, debe hacerse en modo manual.
  4. La duración de la batería disminuye rápidamente. Vuelvo a decir que hemos comprado una cámara fotográfica, por lo que la batería está diseñada para sacar fotografías y el vídeo es secundario.
  5. Menor ergonomía. El diseño ergonómico de una cámara fotográfica está pensado para cogerla con las dos manos y tener un mayor control sobre todos los botones ante una fotografía, en una cámara de vídeo, al suponerse que la tendremos que mantener en una sola mano durante mucho tiempo, su diseño es completamente diferente, acomodando el diseño a una sola mano e incluso apoyarse sobre el hombro.
  6. Formato del archivo de vídeo. Estaremos limitados a unos pocos formatos básicos, que a lo mejor no son los que nos interesan, además, estaremos muy limitados (si es que tenemos la opción de elegir) en el factor de compresión de la calidad de vídeo.
Aun dicho esto, si una cámara de fotos tiene vídeo mejor que mejor, porque siempre puede sacarnos de algún apuro (mi cámara tiene vídeo y lo que me ha parecido difícil mostrar en fotos, lo he captado en una pequeña grabación de vídeo), pero lo que no hay que hacer es comprarse la cámara pensando solo en la grabación de vídeo y olvidarse de las fotografías, las cuales son su objetivo principal.

2 comentarios :

Fernando Sainz dijo...

Cierto lo que dices, yo añadiria el tema de la sujección y el problema del enfoque que junto con los problemas que tu has tratado estád desarrollados en:
http://muyvalioso.blogspot.com/search/label/video

Edertano dijo...

Gracias por el aporte, ayudará a complementar la información para el proximo visitante.

Saludos