miércoles, 12 de octubre de 2016

GoPro Karma y DJI Mavic

Karma y DJI


Los cuadricópteros o drones, como parece ser se les gusta llamar, parece que no terminan de pasar de moda. Cierto es que se trata de un entretenimiento que nos ofrece una diversión y vistas, que hasta hace unos pocos años resultaban casi imposible de conseguir, por su precio y dificultad en su manejo, pero hoy en día, hay una multitud de modelos que van desde unos 20€ de partida, con cámara, hasta otros con precios de cientos y miles de euros.

Hoy vamos hablar de dos modelos de drones con cámara, el GoPro Karma y el DJI Mavic.

Los modelos son muy interesantes, ya que son de tamaño muy contenido y por si fuera poco, los brazos de las hélices se pliegan. Además, tienen un botón de vuelta a casa, el cual, si lo apretamos, podremos desentendernos del mando que el drone, vendrá solo hasta el punto de donde despegó (ideal si lo perdemos de vista durante el vuelo). Ambos son muy sencillos de volar, ya que la tecnología que incorporan evita que perdamos el control fácilmente (esto no significa que si nos ponemos hacer el bobo, no se vayan a reventar contra una piedra), ésta seguridad aumenta en el Mavic, que incorpora sensores que evita que choque con las paredes (subrayo lo que puse en el paréntesis anterior).

Las características principales de estos cuadricópteros son:

DJI MAVIC pro
  • Distancia desde el mando: 7 km de FPV (transmisión de vídeo) Suponemos que la señal será la misma aunque siempre suele ser mayor que la de vídeo.
  • Autonomía: 27 minutos de vuelo. (este dato es teórico y en condiciones óptimas, velocidad constante, sin grabación de vídeo, sin movimiento del gimbal, sin lucha contra el viento...)
  • Sensores: Antichoque, para evitar golpear contra paredes y el suelo.
  • GPS: GPS y Glonass
  • Velocidad máxima: 65 Km/h.
  • Estabilizador para cámara: Gimbal de 3 ejes.
  • Cámara: Vídeo 4k, fotografía 12Mpx Jpeg/RAW, angular de 28mm.
  • Contenido del embalaje: Cuadricóptero, transmisor (sin monitor, se usa la pantalla del teléfono), batería, juego de hélices de repuesto, cargador, tarjeta de memoria de 16Gb, 2 cables de conexión transmisor/móvil (micro USB, lightning), cable USB, manuales y otros accesorios para enrollar los cables y cosas así.
  • Accesorios opcionales: Se puede comprar por separado unas gafas para una visión inmersiva, más baterías y una bolsa para el transporte, como elementos más destacados.
  • Precio: 1199€
En otros he leído que  hay una versión más básica (no pro), a un precio de unos 800€, pero en la web de DJI no ponen nada. Además, hay una versión superior a la pro, pero no incluye mejoras en el drone, sino más baterías, una bolsa para el transporte y cosas así.
GoPro KARMA
  • Distancia desde el mando: 3 km de altura y 4.5 km en horizontal (dato curioso, ya que la señal de transmisión se extiende en un radio igual en todas direcciones. No hace mención a la señal de vídeo.
  • Autonomía: 20 minutos de vuelo. (este dato es teórico y en condiciones óptimas, velocidad constante, sin grabación de vídeo, sin movimiento del gimbal, sin lucha contra el viento...)
  • Sensores: Antichoque, para evitar golpear contra paredes y el suelo.
  • GPS: Si
  • Velocidad máxima: 56 Km/h.
  • Estabilizador para cámara: Incorpora un gimbal extraible con batería propia para su uso fuera del cuadricóptero.
  • Cámara: No tiene. El comprador debe comprar a parte una Hero 4 black/silver, Hero 5 black o Hero 5 sessión. No dice nada de la compatibilidad con otros modelos de GoPro.
  • Contenido del embalaje: Cuadricóptero, transmisor con monitor para FPV, cargador, batería, 2 hélices de repuesto, empuñadura para el gimbal, gimbal, maletín de transporte.
  • Precio: 869€
A simple vista parece que el Karma es mucho más barato que el Mavic, pero si tenemos en cuenta de que no incorpora la cámara, los precios se igualarán rápidamente.

Buscando información he tenido que "rascarla" por ahí, ya que la que da GoPro es muy limitada, lo cual puede suponer un grandísimo error y el futuro comprador puede decantarse por el Mavic, al disponer de esa información, como por ejemplo, el seguimiento, que no es otra cosa que el drone te sigue sin estar pendiente del mando. De esta característica no dice nada GoPro, por lo que se puede suponer que no la tiene, el Mavic, sí.

Aún así cada uno tiene sus pros y sus contras. El Mavic, parece un buen drone que está muy completo, pero eso de estar pagando por la cámara, cuando a estas alturas muchos ya disponemos de una, es un poco molesto, además el tener que depender de un móvil para poder hacer FPV es otro inconveniente, ya que la batería se te puede gastar antes de usarla como pantalla o que te llamen durante el vuelo, como inconvenientes que se me puedan ocurrir ahora.

El Karma, parece que carece de algunas prestaciones de las que tiene el Mavic, aunque no por ello deja de ser un drone bastante decente, pero el poder utilizar tu propia GoPro ahorrándote un dinerillo o el poder utilizar su gimbal para grabaciones ajenas al drone, es algo que puede inclinar la balanza a su favor.

Sin duda, unas alternativas bastante interesntes para muchos, pero para los que sabemos un poco de esto, preferimos seguir haciéndonos nuestros drones, que nos salen mucho más baratos de hacer y con mejores prestaciones (pero si me regalan alguno de estos tampoco voy a decir que no).