martes, 25 de octubre de 2016

Análisis Nikkor AF 50mm 1:1.8D

Nikkor AF 50mm

El objetivo del cual vamos hablar hoy no es un objetivo nuevo, ni innovador, sino de un objetivo de óptica fija que viene siendo un clásico desde hace ya bastantes años, con el que podremos obtener unos muy buenos resultados.

CARACTERÍSTICAS
- Óptica: 50mm
- Diámetro: 52mm
- Diafragma: f1.8 - f22
- Distancia mínima de enfoque: 45cm
- Motor de enfoque: No
- Autofocus: Si
- Peso: 143gr. (con tapa y protección posterior)
- Montura: Bayoneta Nikon
- Precio: Entorno a los 100€

USO E IMPRESIONES
Hacía algún tiempo que quería un objetivo de focal fija, ya que, aunque aficionado a la fotografía que soy, necesitaba cierta "calidad" extra en algunas fotos que tomaba. No es que los objetivos que haya estado usando hasta el momento fuesen malos, en absoluto, pero como en todo, cuando uno lleva un tiempo con algo, va viendo que las cosas que tiene se le van quedando "pequeñas" y ve pequeñas imperfecciones que antes no se veían y que "traumatizan" a uno hasta que adquiere una nueva herramienta que puede subsanarlas. Para mí, la nueva herramienta fue este objetivo.

Al ser un objetivo de focal fija, aporta una serie de ventajas que los objetivos de focal variable no pueden aportar, por lo menos fácilmente y si no es fácil hay que pagarlo. Viene bien recordar el post "focal fija y focal variable", es muy clarificador. 

El objetivo, aunque es autofocus, no tiene motor de enfoque, por lo que será necesario que tú cámara posea dicho motor en su mecanismo. Los modelos de cámaras Nikon D5500 y D3300 e inferiores no serán compatibles con el autofocus, por lo que el enfoque deberá ser de manera manual. Algo no aconsejable ya que dichas cámaras no tienen la señalización pertinente de ayuda al enfoque manual.

Existe una versión con motor de enfoque, con denominación AF-S, en vez de la D., pero cuesta cerca de 250€. Algo muy curioso, ya que por lo que he leído, la diferencia de calidad fotográfica entre uno y otro objetivo, son casi inexistentes.

Como curiosidad, decir que a pesar de tener un dial de diafragma, su uso resulta algo extraño y confuso al principio, incluso llegué a pensar que el objetivo estaba roto (sí, soy de esos que no se leen las instrucciones). Para las cámaras con motor de enfoque, tanto en modo manual, como en modo automático, el diafragma se controla desde el dial digital de la propia cámara, no desde el objetivo. De hecho, el dial del diafragma del objetivo debe de estar en f22 y bloqueado mediante una palanquita de color naranja, de lo contrario dará error. Intuyo que en cámaras sin motor de enfoque, el diafragma podrá usarse sin problemas de modo manual.

Por otro lado, podemos decir que es un objetivo bastante luminoso al poseer una apertura de 1.8, lo cual ayuda bastante.

PRUEBAS
Siempre he tenido curiosidad por las limitaciones de las cosas y he hecho algunas fotos de prueba/test para ver que tal reacciona. Se trata de un test casero, con algunas impresiones y fotografías que he hecho, no se trata de un test profundo y profesional, pero el suficiente para que cualquier aficionado vea las virtudes y defectos básicos de este objetivo sin pretensiones de llegar a más.

  • Test de distorsión:
Test de distorsión
Click en la imagen para ampliar
La fotografía se hizo sin trípode y frente a un monitor por no tenerlo en ese momento y tener la impresora rota. Como se puede ver, no se aprecian distorsiones, solo si nos fijamos muy detenidamente aparece una casi imperceptible distorsión de barrilete, pero en general el resultado es muy bueno.

  • Test de viñeteado:
Test de viñeteado
Click en la iamgen para ampliar
Aparentemente parece que no hay viñeteado, pero hice varias pruebas fotografiando al cielo, a la pared y a un cartón blanco y ésta es la fotografía que me sacó de dudas. Prácticamente no hay viñeteado, a no ser que hurguemos con los niveles y donde podríamos ver algo por las esquinas de la parte superior. Al igual que con la prueba anterior, a no ser que nos fijemos mucho, el resultado es impecable.

  • Test de aberración cromática:
He hecho 4 fotografías correspondientes a cada esquina de la toma. Puede que se noten un poco borrosas, pero es por la ampliación del recorte que he tenido que hacer para que se puedan ver los detalles de la ampliación del 500% hecha con respecto a la fotografía original.

Aunque el motivo sea el mismo en algunas fotos (la antena parabólica y la terrera), son fotografías diferentes, ya que para poder observar la aberración cromática de las esquinas del objetivo, los he tenido que desplazar en la toma.

sin aberración cromática
Esquina superior derecha

sin aberración cromática
Esquina inferior derecha

sin aberración cromática
Esquina superior izquierda

sin aberración cromática
Esquina inferior izquierda
A pesar de la ampliación del 500% no se aprecian aberraciones cromáticas en ninguna de las 4 esquinas. Por supuesto he observado el resto de lados y centros de las fotografías y tampoco encontré nada.

A falta de otras pruebas más profesionales, innecesarias para un fotografo aficionado, se trata de un objetivo bastante bien construido y sin errores apreciables de aberraciones, distorsiones o viñeteos. Un objetivo que cualquier aficionado o profesional, podría utilizar si quejas, obteniendo unos resultados muy satisfactorios. Además, tiene un precio muy competitivo, lo cual lo hace casi indispensable para todo aquel que le guste la fotografía.