miércoles, 26 de marzo de 2014

Cómo fotografiar a través de un cristal

Sabemos que en el momento de disparar una fotografía, no debe haber nada delante del objetivo que minimice la calidad de la imagen, a veces, ni tan siquiera un filtro, pero hay ocasiones en las hay una ventana por medio y nos es imposible abrirla, Ventanilla de un avión, cristalera de un mirador... Hoy veremos como solucionar estas situaciones para obtener buenas fotografías.
  • Limpiar el cristal: No es necesario que llevemos el limpia cristales encima, con una servilleta nos bastará, pero habrá que tener en cuenta que mientras menos suciedad haya por medio, mejor para nuestra fotografía. Es cierto que muchas veces la suciedad estará por fuera y nada podremos hacer, pero más vale limpiar el 50% que nada y, por otro lado, en nuestra bolsa para la cámara, siempre habrá espacio para una gamuza extra o un paquete de pañuelos.
  • Apagar las luces: Entre menos luces haya en la habitación, mejor. Recordemos que los cristales producen reflejos y la luz es el peor reflejo. Siempre que podamos a pagar la luz, apaguémosla
  • Desactivar el flash: Es el peor reflejo, si apagamos las luces, obviamente tendremos que desactivar el flash. Esto es lo único que está al 100 por 100 en nuestras manos.
  • Utilizar un filtro polarizador:  Ya sabemos las ventajas que aporta un filtro polarizador en una fotografía, elimina reflejos y aporta contraste. si tenemos uno, deberemos utilizarlo
  • Pegar la cámara al cristal: Si podemos pegar la cámara al cristal hagámoslo, mientras más reducida sea el área de cristal que capte el ángulo de nuestro objetivo, mejor, ya que evitaremos reflejos que se nos escapen a la vista o simplemente que no queramos captar. Si pegamos la cámara al cristal, perpendicularmente al cristal, no solo reduciremos considerablemente los reflejos, sino que además obtendremos un área de apoyo que nos servirá de estabilizador en condiciones de poca luz.
  • Bloquear los reflejos con algo preferíblemente negro: Según que situaciones, se utilizarán unos trucos u otros, cuando no podamos pegar la cámara a cristal o lo que necesitemos fotografiar no este en el ángulo que desearíamos, siempre podremos colocar algo de color negro que bloquee el reflejo en la medida de lo posible. Por ejemplo, si tenemos un reflejo que proviene de la izquierda, pondremos una rebeca, pulóver o algo oscuro entre el reflejo y el objetivo sin que llegue a entrar en el águlo de visión. Además, si es negro, aportará algo de contraste a la fotografía.
Con estos simples consejos minimizaremos los inconvenientes que podamos encontrar al fotografiar a través de un cristal, pero siempre que podamos deberemos hacerlo sin un cristar en medio. De todas maneras, lo más importante y que muchas veces se da por hecho, cuando a lo mejor no lo es, es que deberemos comprobar que realmente no podamos abrir la ventana, porque podemos creer que esta prohibido, que está atascada... y no es así.