lunes, 30 de septiembre de 2013

11 consejos que nos ayudarán a enfocar mejor

Foto desenfocada
Este post se me ocurrió un día después de llegar a casa (hace ya varios años, pero que por dejadez y olvido no lo había escrito) y ver que muchas de las fotografías no estaban bien enfocadas, ya que tenia prisa y utilice el modo automático total (ese que aparece en color verde y que se supone que las fotos las saca divinamente de la muerte para la envidia de tus amigos, si, ese). Podría decir que estaba justificada la impaciencia con la que saqué las fotos por el momento en el que estaba, tenía poco tiempo, pero había un paisaje bonito (que es lo que mas jode si te encuentras que las fotos no están enfocadas donde tú querías), pero siendo honestos, me dejé llevar por la comodidad y la confianza excesiva de los modos automáticos (que ojo, no digo que no sirvan para nada, pero si haces las cosas rápido y con poca luz, posiblemente no salga lo que querías). Después de aquello aprendí una lección, haz las cosas con calma y fíjate en lo que haces, y es por ello por lo que doy estos consejos:

Antes de seguir con los consejos, hay que señalar que existen dos tipos de desenfoque, el desenfoque de movimiento y el desenfoque por no ajustar bien el foco de luz. El primero sucede porque el objeto o la cámara se mueve en el momento de obturar, mientras que el segundo, sucede por no ajustar bien el foco (que es el que conoce todo el mundo).
  1.  No tengas prisa: No se trata de disparar y salir "a viaje", pero tampoco de pegarte 20 minutos para enfocar el tronco de un árbol. Lo correcto sería tener nociones básicas de fotografía (ya las hemos visto y si estas en este blog seguro que las sabrás), las cuales nos ayudarán a tomar la agilidad necesaria para hacer las cosas bien. Llegamos, apuntamos, analizamos lo que queremos hacer ágilmente (que no es lo mismo que rápidamente) y disparamos. La rapidez y la impaciencia por terminar algo propicia a que se nos olvide tener en cuenta muchas cosas.
  2. Enfoca a donde debes: El sistema de enfoque da las cámaras funciona por contraste, es decir que tendrá más dificultades para enfocar si la toma tiene poco contraste. En foca al punto que quieres pero intenta que haya algún contraste por la zona para asegurarte el enfoque correcto.
  3. Utiliza los puntos de enfoque de tu cámara: Las cámaras de hoy día suelen tener varios puntos de enfoque con sus modos y, a veces, puede que nos den errores, según la complejidad de la escena. Una opción sería el jugar con los diferentes sistemas de enfoque y probar con los puntos de enfoque centrales o incluso enfocar manualmente, si somos capaces de ello (que con las ayudas manuales de las cámaras actuales, es práctimamente imposible hacer un enfoque fino).
  4. Modos de enfoque: Ya hablamos de ellos, y tiene mucho que ver son el tipo de escena, ya que según cual, sería casi imposible enfocar rápidamente con un enfoque que con otro.
  5. Reencuadra si es necesario: En situaciones difíciles es preciso enfocar en otro lado. Para ello, enfoca en otro lado, que este a la misma distancia de lo que pretendes fotografiar, apretando el botón de disparo a medias (para enfocar y tomar medidas) y sin moverlo, mueve la cámara (reencuadra) hasta la escena que quieres hacer la foto. Debes de tener cuidado, ya que de esta manera lograrás obtener un enfoque, pero también tomarás las medidas de iluminación de esa zona y que no te interesa, por lo que si vuelves a donde quieres fotografiar, posiblemente la exposición estará incorrecta. Lo que se puede hacer una vez hayas enfocado, es quitar el autofocus y reencuadrar de nuevo volviendo a tomar las medidas correctas.
  6. Agarra la cámara correctamente: Aunque parezca una chorrada, esto ayuda enormemente a obtener una buena ergonomía y por tanto, mayor firmeza en la mano.
  7. Utiliza posturas correctas: Hay situaciones que están a medias entre el uso de un trípode o no, para estas ocasiones hay que utilizar una buena postura, como las que comentamos hace algún tiempo.
  8. Utiliza el disparador automático: Uno o dos segundos de retraso en el disparo puede ser la diferencia entre, una fotografñia bien hecha o una fotografía trepidada por el movimiento del dedo al mover el disparador en situaciones de poca luz y sin trípode.
  9. Usa trípode si lo crees necesario: Hay situaciones que por la escasa luz del lugar o por lo lo "artístico" de la fotografía, se reuiere de una velocidad lenta que solo puede ser utilizada bajo la estabilidad de un trípode.
  10. Usa el estabilizador de la cámara u objetivo: Si tu cámara u objetivo posee estabilizador de imagen, utilizalo. Pero si utilizas un trípode, desconecta el estabilizador, ya que las imágenes pueden salirte ligeramente trepidadas al estar miviendose el estabilizador.
  11. Utiliza velocidades de obturación altas o juega con la profundidad de campo: Muchos dirán que esto no es una opción, ya que podría salir una fotografía diferente a lo que pretendemos, pero por eso pongo estas opciones en el último punto. Las velocidades de obturación altas, minimizan el riesgo de trepidación y la profundidad de campo con un diafragma cerrado, aumentarán la posibilidades de que salga enfocado lo que nos interesa, pero como ya he dicho, a lo mejor no nos interesan estas soluciones ya que transformaría demasiado nuestra fotografía.

3 comentarios :

ANRAFERA dijo...

Excelente y útil entrada. Gracias Edertano siempre nos vendrá bien estos apuntes y consejos.
Saludos.
Ramón

César HDiago dijo...

Elementales, útiles y fundamentales consejos.
Gracias por compartirlos y recordarlos.
Abrazos.

Edertano -- dijo...

Me alegro de que les haya resultado interesante.
Gracias por la visita.