jueves, 8 de noviembre de 2012

Cómo preparar una foto de fondo de escritorio

En sí, todos sabemos poner una foto hecha por nosotros, o no, como fondo de escritorio de Windows, Mac, Linux o Android, el mismo sistema operativo nos facilita hacerlo siguiendo unos sencillos pasos, pero ¿la foto está optimizada para ello? posiblemente no, ya que por lo general solo nos preocupamos de averiguar como la colocamos.

Debemos saber que es importante optimizar cualquier fotografía que pongamos como fondo, ya que el ordenador la cargará y utilizará los recursos del sistema necesarios (RAM, Disco Duro, Caché...) para ponerla ahí y mantenerla mientras este encendido el ordenador. Para los ordenadores potentes esto puede no suponer un problema (hasta cierto punto), pero los ordenadores antiguos o poco potentes se verán mermados de agilidad y potencia para arrancar y para ser usados, por lo que la foto que pongamos deberá ser lo más ligera posible (tener pocos megas de memoria).

Los pasos que debemos seguir para optimizar la fotografía son los siguientes:
  1. Averiguar que resolución tiene nuestra pantalla (1920x1080, 1024x768, 800x900, etc.). También se podría restar los píxeles que ocupan la barra de inicio (Windows XP o versiones de Linux) y optimizar al máximo, en Windows7 no es necesario ya que es transparente.
  2. Reducir el tamaño de la fotografía hasta que encaje con el valor de resolución mayor del monitor (resolución horizontal, generalmente) y asegurarnos que no sea mayor a 72 ppp (en Windows).
  3. Recortar o adaptar el formato de la fotografía a la resolución de la pantalla en un editor de fotos.
  4. Guardar la imagen en jpg a una compresión no mayor a 8.
La explicación a los pasos anteriores es que, por lo general, las fotos resultantes suelen tener un tamaño mayor a la resolución de nuestro monitor, por lo que estaremos gastando recursos utilizando algo que no veremos a su máximo tamaño. En cuanto a la reducción de cla calidad de compresión a 8 u 80 (según el editor), es que, prácticamante, una compresión más de 8 no se apreciará en un monitor de ordenador, por lo que tampoco merece la pena desperdiciar memoria en una calidad de imagen que no disfrutaremos aunque queramos por las propias limitaciones del monitor.

3 comentarios :

ANRAFERA dijo...

Interesante entrada y muy a tener en cuenta. Saludos.
Ramón

Edertano dijo...

Como siempre, gracias por tu visita.

JOHNNY SÁNCHEZ dijo...

Gracias por tu visita. Tienes un interesadamente blog.Saludos