viernes, 2 de septiembre de 2011

¿Qué es un hot pixel?

Seguramente leyendo blogs de fotografía hayas visto alguna vez el término de "hot pixel" y a lo mejor no sabrás muy bien a que se refiere. Bien, un "hot pixel" o pixel caliente del inglés, no es más que un pixel roto del sensor de la cámara. Dicho pixel se muestra en la imagen, normalmente de color rojo, blanco o incluso apagado, un punto negro.

Por lo general, los "hot pixels" solo se notan en la pantalla del ordenador y no en la pantalla de la cámara, ya que el pequeño tamaño de esta hace difícil que lo veamos.

Podemos "pasar" con un pixel roto, ya que con una media de 12 Mpx en las actuales cámaras, uno o dos pixels rotos apenas se notarán. El problema radica en que estos pixels contaminan a los de alrededor dejando ver, a veces, una especie de halo, además, suelen estropear a los pixels cercanos poco a poco.

Hay veces en que los pixels ya vienen estropeados cuando compramos la cámara y otras veces se estropean por el uso. Debido a la aparente "normalidad" con la que podemos encontrarnos pixels estropeados al comprar una cámara nueva, las diferentes marcas han decidido una un margen de tolerancia para estos, es decir, si no se supera un determinado número de pixels rotos, la cámara no se considerará estropeada, por lo que no cabria derecho a cambio o devolución. Esto da origen a pensar, que a las companías les sale más barato vender baja calidad, que invertir en aumentar la calidad o en inventar una tecnología mejor, o a que prefiera que los clientes compren o reparen sus productos antes de vender uno de calidad y no vuelvan a verlos, haciendo que cada vez creamos más en la obsolencia programada.

Mirando en los foros he visto que hay muchas personas que han tenido problemas en los cambios o devoluciones de sus cámaras por esto, pero tampoco creo que sea un gran problema si también nos espabilamos un poco (igual que lo han hecho las marcas). Es decir, en vez de devolver porque tenga un determinado número de pixels rotos, lo devolvemos alegando cualquier otra cosa; nos hemos arrepentido y ya no lo queremos o queremos otro modelo (aprovechando el margen de cambio o devolución que tienen algunos establecimientos), si esto no funciona, pues estropeamos discretamente algo de la cámara y la devolvemos por eso... El caso es que el cliente no tiene que quedarse con un producto defectuoso para que el fabricante no pierda dinero, porque si no lo perdemos nosotros.

4 comentarios :

Creaciones Lanzarote dijo...

Buen post. A mi me pasó con mi anterior televisor. En mi ignorancia, y un poco para reirme, cuando los amibos me preguntaban qué pasaba yo les decía: "se ha saltado un pixel", aludiendo a aquellos jerseys de punto que nos hacían nuestras madres a los que, sin venir a cuento, de repente se les "caía" un punto, dejando ver un agujero en su lugar. Curiosamente, este punto "caído" acababa contagiendo a los de su alrededor, al igual que ocurre ahora con las cámaras. A mi madre no se lo iba a devolver (bueno estaría) pero al vendedor de la cámara si. No hay por qué estropear nada, regresa uno antes de los siete días, con todos los componentes de la cámara y con el embalaje original, junto con el ticket de compra, y lo cambian en un pis-pas. No hace falta más. Hasta pronto.

Edertano dijo...

Gracias por tu aporte Creaciones y por seguir el blog.

DGalilea dijo...

Muy bueno el post amigo! Te sigo, saludos ;)

Worc dijo...

No sabía que pudieran ser contagiosos...vaya, vaya...es una put*da si te das cuenta y quieres cambiarlo porque eso tendría que entrar con la garantía legal de dos años, pero en fin estaré atento a los puntitos rojos, gracias.

Un abrazo.