lunes, 14 de septiembre de 2015

Optimizar Photoshop

Rendimiento de Photoshop
Todos sabemos que Photoshop es uno de los editores fotográficos más potentes que existen en el mercado debido a una serie de características que no tienen otros o que, simplemente, dichas características son más completas que la de sus rivales, entre ellas sus opciones de configuración, con las cuales podremos optimizar su rendimiento muy eficazmente de acuerdo con nuestras necesidades. Hoy veremos como podemos aumentar el rendimiento de Photoshop, cambiando las preferencias predeterminadas por otras "personalizadas".

Antes de continuar, vamos a obviar que entre más potente sea nuestro procesador, más memoria RAM tengamos y más rápido trabajen los discos duros, la facilidad y comodidad de trabajo con Photoshop será mayor, esto ya lo hablamos hace tiempo en la entrada "Ordenador de sobremesa para fotografías".

Preferencias Photoshop

Para optimizar el uso de Photoshop con nuestro ordenador
  • Dos discos duros: ¡Ojo!, no dos particiones, sino dos discos duros. Aunque Photoshop funciona perfectamente con un disco duro, si tenemos dos o más, podemos decirle que reparta la memoria virtual de su trabajo entre los discos duros, así los archivos grandes y complejos se procesarán más rápido. Podemos usar un disco duro externo, pero deberemos asegurarnos de que la transferencia de archivos es lo suficientemente rápida o de lo contrario en vez de acelerar el trabajo, lo entorpecerá.
  • Memoria virtual: Edición > Preferencias > Rendimiento (o General y buscamos la pestaña de Rendimiento). Buscamos el apartado de Discos de memoria virtual y seleccionamos un disco duro diferente al principal. Si tenemos más discos duros podemos seleccionarlos para que la memoria virtual se reparta. Sin embargo, si tenemos un disco duro SSD este trabajará más rápido que un disco duro convencional, por lo que aquí no importaría que la memoria virtual se estableciese en el propio disco principal si es SSD. Es importante señalar que el disco duro extra que utilicemos tenga cierta cantidad de memoria exclusiva para el, digamos un mínimo de 1Gb. Este segundo disco duro podemos particionarlo y reservar una cantidad de memoria para el trabajo con Photoshop u otros programas que necesiten de una memoria virtual extra (es lógico pensar que si utilizamos un programa potente, no utilizaremos otro potente a la vez y si lo usamos, se recomienda un disco duro de memoria virtual para cada programa).
  • Ajustar el uso de la RAM: Edición > Preferencias > Rendimiento (o General y buscamos la pestaña de Rendimiento). Buscamos el apartado Uso de la memoria. Por defecto Photoshop utiliza un 70% de la RAM de nuestro equipo para que ese 30% restante pueda ser utilizado por otros programas. Si no vamos a utilizar otros programas, podemos mover la barra deslizadora al 100% e incrementaremos el uso de la RAM. Si vamos a usar otros programas, se recomienda aumentar o disminuir el uso de la RAM de 5% en 5% para ir valorando el rendimiento de los programas con la falta de memoria RAM.
  • Niveles de caché: El caché se usa para ir guardando las imágenes con las que trabaja Photoshop en el momento y permite hasta 8 niveles. A menor nivel, menos imágenes de trabajo guardará y, a mayor nivel, más imágenes guardará, lo que hará que las imágenes en pantalla se formen más rápido.
- Si trabajamos con imágenes de 5 Mpx o menos y muchas capas, se recomienda un caché de 1 o 2
- Si trabajamos con imágenes de entre 5 y 50 Mpx se recomienda un caché de entre 2 y 4.
- Si vamos a trabajar con imágenes de más de 50 Mpx y pocas capas, se recomienda trabajar con un caché superior a 4, probando el nivel que mejor nos convenga.
  • Tamaño del azulejo: Los azulejos más grandes mejoran el rendimiento en operaciones complejas, como en filtros que modifican las forma general de la imagen y los azulejos más pequeños rinden mejor con opciones como los trazos de pincel.
- Altos y finos: Rinde mejor con imágenes de pocas dimensiones en pixels y que tengas muchas capas.
- Grandes y planos: Funciona mejor con imágenes muy grandes y pocas capas.
- Por defecto: Se utiliza con imágenes intermedias.
  • Estado de historia: Esta opción va guardando las acciones que vamos realizando mientras trabajamos, por si nos equivocamos poder retroceder hasta el punto en que hemos errado. Según la complejidad de la acción que vayamos creando, cada guardado en la historia supondrá una ocupación de la memoria virtual mayor o menor. Esto supone que a mayor número de niveles guardado (máximo 1000) mayor memoria virtual consumirá. por defecto está establecido en 20, pero si vamos hacer un trabajo sencillo podemos reducir el número de niveles para aprovechar mayor memoria virtual para el trabajo y no tanto para guardar los pasos que vamos haciendo.
  • Ajustes del procesador gráfico: Hace algunas semanas hablamos sobre la relevancia de la tarjeta gráfica en Photoshop (recordar post). La gráfica le quita algo de trabajo al procesador del ordenador, pero si tenemos la opción de OpenCL en nuestra tarjeta, podremos mejorar el rendimiento con algunos trabajos, como en panorámicas de vídeo y algunos efectos de desenfoque. aunque no es necesario una gran tarjeta gráfica, se recomienda tener actualizados sus drivers para que su rendimiento sea óptimo.
  • Operaciones de guardado en segundo plano: Photoshop permite trabajar mientras se ejecutan los comandos Guardar y Guardar como, en vez de esperar a que se haya completado la operación. Ésta opción de guardar automáticamente se activa solo si la opción Guardar en el fondo está activada. Si está activada, la información se guarda cada cierto tiempo. Ésta información se guarda como una copia redundante, el archivo original no se modifica. La gran parte de las veces esto no afecta el rendimiento general del Photoshop, pero si el archivo que se está trabajando es más grande que la RAM del ordenador, puede que se noten pérdidas de rendimiento hasta que termine. Si esto ocurriese, podemos disminuir la frecuencia con la que se guarda el archivo en: Edición > Preferencias > Administración de archivos (buscamos la opción guardar la información de recuperación automáticamente cada:)
  • Trabajar dentro de las limitaciones de cada tipo de archivo: Ya hablamos de esto hace unos años (recordar post). No hablaré de esto porque ya lo hice en el post que acabo de recordar en la frase anterior, pero si que pondré un pequeño recordatorio:
    PSD --> 2 Gigabytes
    TIFF --> 4 Gigabytes
    PSB --> 4 Exabytes
    PDF --> 10 Gigabytes
  • Reducir los motivos, las puntas de pincel y los filtros/plugings: Deje estas opciones predeterminadas que tiene Photoshop y no agregue más si no es necesario. Al agregar más complementos de este tipo, hace que se carguen en Photoshop para estar disponibles cuando se soliciten, pero si no se usan solo servirán para reducir el rendimiento. Si no son necesarios no los agregue.
  • Minimizar o desactivar las miniaturas de vista previa: Cuando trabajamos, vemos que se van creando unas pequeñas imágenes en la pestaña de las capas, estas imágenes, aunque cómodas para identificar las capas, consumen recursos de Photoshop. Esto se controla en: la pestaña Capas, en el menú que aparece a su derecha y lo desplegamos, Opciones de panel.
  • Desactivar la previsualización de las fuentes: Cuando vamos a incorporar una fuente, en el propio menú podemos ver cual es la forma de esa fuente, eso también consume recursos. Lo desactivamos en: Texto > Tamaño de vista previa de fuentes > Ninguno.
  • Purgar memoria: Para mejorar el rendimiento del sistema, liberando memoria RAM y del disco virtual, para dejarla libre a otros programas que se necesiten. Edición > Purgar > Deshacer/Portapapeles/Historias/Todo. Elegiremos la que más nos interese: Deshacer, eliminaremos la posibilidad de recuperar la última acción hecha, Portapapeles, eliminaremos lo que tengamos en memoria cuando usamos Cortar/Copiar (de uso general en Windows), Historias, se eliminarán los estados de historia, Todo, pues se eliminará todo lo anterior.
  • Arrastrar en vez de copiar y cortar: Se evita el portapapeles y se transfieren los datos directamente, ya que las acciones copiar/cortar utilizan una transferencias de datos que consume memoria.
Existen algunas opciones más que ayudarían a mejorar significativamente el rendimiento de Photoshop, como trabajar en 8 bits, reducir la resolución de las imágenes, etc. pero que obviamente reduciría la calidad del trabajo. Aunque hay que dejar paso al sentido común y saber que para un usuario que no va a exponer su trabajo en un museo o una revista, no es necesario trabajar con grandes resoluciones de agárrate y no te menees.

Por otro lado vemos que poquito a poquito, con los pasos que hemos ido leyendo a lo largo de este post, podemos incrementar el rendimiento de photoshop, algunas veces a costa de la comodidad (miniaturas, previsualización de fuentes...), lo cual esto ya es a opción de cada uno. Personalmente prefiero tener las miniaturas y la previsualización de las fuentes en vista, ya que el rendimiento que se pierde en Photoshop es recuperado por su rápida localización.

Para más información: Adobe