lunes, 8 de abril de 2013

10 consejos para nuestro portátil en el trabajo con fotografías

Hace algún tiempo que llevo pensando en publicar un post de informática, pero haciendo referencia a la fotografía, y el otro día vi un interesante post sobre como optimizar un ordenador portátil para trabajar con fotografías por lo que me facilitó la labor y lo complete con lo que tenia pensado publicar. No obstante, quien dice portátil dice ordenador de sobremesa, ya que muchos de los consejos son aplicables a estos últimos.

1. No compres cualquier cosa barata o bonita, observa las características del ordenador si vas a trabajar con fotografía. Aunque teóricamente podremos trabajar con casi cualquier ordenador, no es lo mismo terminar el trabajo en 1 hora o menos, que tenerlo 5 o más horas trabajando con un filtro complejo.

2. Sitúate justo en frente del monitor. Las pantallas de los ordenadores portátiles no suelen tener la misma calidad de imagen que la de los monitores de sobremensa, si no su precio aumentaria considerablemente y el precio del equipo podría ser prohibitivo. Si miramos la pantalla desde un ángulo diferente, ya sea horizontal o verticalmnete, los colores podrán variar y no obtendremos los resultados que nosotros desearíamos.

3. Usa disco SSD internos. Son más caros, sí, pero si eres un profesional te interesa ya que trabajan mucho más rápido que los discos duros convencionales al ser una pastilla de memoria, algo parecido a un pendrive.

4. Configuración híbrida. Es decir, un disco duro SSD para el sistema operativo e instalación del programa y un disco duro normal para el resto. Esto supondrá un incremento en la velocidad de arranque del ordenador y del programa, además de una notable agilidad en su funcionamiento.

5. Utilizar puertos USB 3.0, Thunderbolt, eSATA o Firewire. En los ordenadores de sobremesa se recomienda utilizar como mínimo un disco duro extra para trabajar con fotografías, ya que aligera el proceso haciendo una función similar (no igual) al anterior punto, utilizándolo como soporte de memoria virtual. En los ordenadores portátiles esto es practicamente imposible por falta de espacio (hace tiempo vi un portátil con 2 discos duros, pero no he visto más), por lo que deberemos recurrir a medios externos, pero no con una conexión cualquiera que podría ralentizar nuestro trabajo, sin con alguna de las nombradas al principio de este punto, ya que su tasa de transferencia es muy rápida.

6. Utilizar discos duros de 7200 rpm para el almacenaje de trabajos. Raro es verlos en portátiles, pero sí se pueden adquirir como disco duro externo. No van tan rápido como los SSD, pero su relación precio - capacidad/velocidad es muy buena.

7. Unidades RAID para almacenamiento. Una alternativa al anterior punto, pero algo mas cara. Consiste en 2 o más discos duros, que se comportarán como uno solo, esto significa que la misma información se guardará en los discos duros que tengamos, pero su tasa de lectura-escritura será más rápida. Esto se explica mejor con un ejemplo, mientras un disco duro tiene la cabeza lectora en una parte del archivo para traspasarlo, otro disco duro ya tiene su cabeza lectora en otra parte del archivo y así sucesivamente con los discos duros que tengamos configurados como RAID, lo que minimiza el tiempo de lectura.

8. Discos duros online como espacio de almacenamiento. La principal ventaja que tiene es que nos ahorramos el estar transportando discos duros, pendrives... si vamos de viaje. Sin embargo tiene una gran desventaja y es que deberemos tener una conexión a Internet, fácilmente solucionable si somos aficionados y tenemos conexión en el hotel, pero a la que posiblemente no tengamos acceso en medio de la selva tropical fotografiando orangutanes en una sesión de trabajo para el National Geographic.

9. Adquiere una base de expansión profesional para cuando no estés de viaje. Las bases de expansión hacen del portatil una especie de ordenador de sobremesa, ya que aumentan sensiblemente las capacidades del portátil y además ayudan a alargar su vida. Las bases suelen proporcionar una refrigeración extra, aportan más conexiones y puertos, dotan de cierta inclinación que ayudan a la ergonomía... Hay marcas que fabrican bases específicas para sus portátiles más profesionales, no obstante, también podremos adquirir una genérica en cualquier establecimiento de informática, pero eso sí, fijémonos en su refrigeración y múltiples salidas y puertos.

10. Juego de enchufes universales si viajas al extranjero. Los enchufes no están estandarizados, por lo que si vas a Inglaterra, EEUU u otros paises, es posible que el enchufe español no te sirva y no puedas usar tus dispositivos electrónicos cuando se agotes sus baterías. Para ello existen kits de enchufes universales con los que podrás hacer las adaptaciones necesarias.

Vía: Quesabesde